18 mayo, 2014

La Reforma Tributaria no es inconstitucional (Parte I)

En este mismo blog escribí, hace ya varios años, que la derecha emplea la Constitución como su arma arrojadiza, lanzando acusaciones de inconstitucionalidad contra todo proyecto de reforma que intente modificar la obra política de la dictadura y los privilegios que ella le garantiza a los poderosos de siempre.


En ese sentido, la semana pasada discutí brevemente algunas acusaciones de inconstitucionalidad lanzadas contra la reforma educacional. Esta semana me interesa discutir las acusaciones de inconstitucionalidad formuladas contra la reforma tributaria. Y, ¿cuáles son las acusaciones formuladas en concreto?


Como siempre, resulta un tanto difícil determinar esto, debido al desinterés de los portavoces de la derecha por discutir en serio la dimensión constitucional de las cosas. Les basta con decir que tienen "reparos sobre la constitucionalidad" de algo, "dudas", y todo tipo de afirmaciones vagas que siembren la idea de que el proyecto en cuestión está mal. Basta con ver las declaraciones de la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras en El Mercurio, que llevan por título "La reforma tributaria tiene aspectos legales que hacen que sea inconstitucional" (hacer click aquí) pero que no dicen ¡nada! sobre dicha inconstitucionalidad. Miente, miente, que algo queda, como dice el dicho.


En todo caso, tarde o temprano alguien termina diciendo algo. A veces, no lo dicen en público, sino que encargan informes en derecho, es de imaginarse que muy bien pagados, a abogados de alto perfil público, como nos enteramos que ocurrió con la Asociación Nacional de Bebidas Refrescantes y Patricio Zapata (ver noticia aquí). De vez en cuando, de todas formas, las críticas se hacen públicas, y entonces se les puede responder. A eso dedicaré algunos posteos durante la semana.


Sobre la supuesta inconstitucionalidad de este proyecto, existen actualmente tres objeciones dando vueltas. La primera, la de Embotelladoras Andinas (aquí), que sostiene que la reforma es inconstitucional porque el impuesto específico a las bebidas con azúcar es discriminatorio hacia dicha industria. La segunda, la de Luis Larraín (aquí) y Arturo Fermandois (aquí) que sostiene que la figura de la "renta atribuida" es inconstitucional porque vulnera el derecho de propiedad (Larraín) o el derecho de asociación (Fermandois). La tercera, también de Arturo Fermandois (aquí), consiste en sostener que la nueva atribución del Servicio de Impuestos Internos de acceder a la información de transacciones pagadas o cobradas mediante medios electrónicos es inconstitucional por vulnerar el debido proceso y la intimidad.


Cada día dedicaré un posteo a discutir uno de estos tres argumentos.

No hay comentarios.: