14 abril, 2010

Heterosexualidad y Pedofilia

¿Existe alguna relación estadística entre homosexualidad y pedofilia? El neurólogo Sergio Illanes parece creer que así es, y por ello sale en defensa de las polémicas declaraciones del Cardenal Tarcisio Bertone. Así, sosteniene que el porcentaje de homosexuales pedófilos es superior al porcentaje de heterosexuales pedófilos, así como que los anteriores exhiben una actitud más agresiva en cuanto al número de sus víctimas. Finaliza citando un estudio publicado en internet que, uno ha de asumir, le da respaldo a sus aseveraciones.
Sin embargo, si uno revisa ese estudio, publicado en inglés, sorprende leer precisamente lo opuesto a lo que sostienen Bertone e Illanes. En efecto, en este informe -que resume las conclusiones del libro Stop Child Molestation, de Gene G. Abel y Nora Harrow– se sostiene que "más del 70% de los hombres que abusan de niños se califican a sí mismos como heterosexuales en sus preferencias adultas. Un 9% adicional reporta que se consideran igualmente heterosexuales y homosexuales. Sólo un 8% reporta ser exclusivamente homosexual. La mayoría de los hombres que abusan de niños están casados, divorciados, son viudos, o viven con una pareja adulta". Los autores vuelven a este punto al revisar los datos para la población de hombres que abusaron exclusivamente de niños varones. En este caso, y "al contrario de lo que comúnmente se cree, sólo un 8% reportaron ser exclusivamente homosexuales en sus preferencias adultas". En cambio, "la mayoría de los hombres que abusaron de niños varones (51%) se describen a sí mismos como exclusivamente heterosexuales". Si quisiéramos generalizar de la manera que Bertone e Illanes lo hacen, debiéramos concluir que estadísticamente, más bien hay una relación entre heterosexualidad y pedofilia.
Por último, un comentario sobre responsabilidad profesional. Firmar una carta sobre un tema tan polémico y contingente como neurólogo, o cualquier otra profesión que tenga relevancia para el caso en discusión, y entregar datos completamente erróneos amparado en ese manto de experticia, es un grave atentado contra todo estándar de comportamiento profesional. Es de esperar que el señor Illanes rectifique su conducta.

No hay comentarios.: