03 enero, 2010

Jueces y Política

José Francisco García recomienda a Carlos Peña tener en consideración la discusión norteamericana de larga data sobre el "judicial restraint" y su opuesto, el activismo judicial, al reflexionar sobre el impacto de la labor de los jueces sobre la política.
No puedo estar más de acuerdo con su acotación. En nuestro medio, debiera ser tenida en cuenta cada vez que mediante recursos de protección y requerimientos ante el Tribunal Constitucional se intenta reconsiderar en sede judicial las decisiones de las autoridades políticas sustentadas en criterios técnicos. El caos que rodeó al fallo de 2008 sobre la píldora del día después nos recuerda el porqué: el descontento político y ciudadano que siguió puso en serio riesgo el prestigio del Tribunal y, quien sabe, quizás su propia existencia a largo plazo.
Sin embargo, en esa misma línea, quisiera destacar que la discusión sobre el carácter contramayoritario de la intervención de los jueces y su necesaria autorestricción tiene lugar en un contexto muy específico: la revisión judicial de las decisiones de los poderes políticos, particularmente del legislativo. Nada tiene que ver con la persecución penal de delitos. En ese contexto, y particularmente en el marco del antiguo sistema inquisitorial que todavía rige para el caso Frei Montalva, tiene plena validez aquel viejo adagio que dice "fiat iustitia et pereat mundus".

No hay comentarios.: