01 agosto, 2009

Cámara de Diputados

Miércoles 10 de Junio de 2009

Señor Director:
David Morales sostiene, algo apresuradamente, que mi argumentación sobre la relación entre Parlamento e imaginario social, surgida a propósito del programa de Informe Especial, "es el fundamento de la censura, la prohibición de informar y la carencia de expresarse con libertad".
Al respecto, quisiera señalar que dicho razonamiento -consistente en llevar hasta el extremo un razonamiento, más allá de lo indicado por su autor- es conocido como falacia ad absurdum, y constituye una forma desleal y poco sofisticada de debate. Morales dice ser alumno de una escuela de periodismo; en ese caso, debieran haberle enseñado esto como parte de la ética comunicativa.Mi argumentación apunta a la responsabilidad de los periodistas mismos y sus editores; es decir, a la conciencia profesional de los autores del reportaje y a su criterio editorial, aspectos en los que también debieran haber instruido a Morales.
Por último, parece poco sensato comparar este reportaje con la investigación que destapó Watergate. Si los periodistas chilenos, actuales -los autores de Informe Especial- y futuros, creen que están al mismo nivel, entonces nos queda poco que esperar del periodismo nacional.

No hay comentarios.: