17 marzo, 2008

Gremialismo y Republica (despues de casi perder este blog)

Desde hace una semana perdí acceso a mi cuenta gmail, por lo que también estaba imposibilitado de entrar a mi blog. Pensé, obviamente sólo como broma, que algún gremialista o colorín había intentado sabotearme. Bromas aparte, hoy recuperé acceso gracias a los buenos oficios de Gmail, en quienes confío mucho más ahora. Pero las polémicas contra el gremialismo continúan...
Hoy pude darme cuenta de que algunas personas se han molestado con algunas cosas que he escrito en internet, dado que consideran que agreden directamente a la UC, institución de la cual soy parte de alguna forma y en la cual quiero hacer clases cuando termine mis estudios en Yale. Me parece importante precisar que mis críticas son contra la hegemonía gremialista en la UC y no contra la UC.

Por lo pronto, el gremialismo actúa como si la UC fuera suya. Parten de la premisa de que Jaime Guzmán y la tradición gremialista son lo mismo que la UC. Yo en cambio creo que Guzmán y el gremialismo traicionan tanto el auténtico espíritu del cristianismo como el compromiso republicano fundacional de la UC. Los intentos reiterados del gremialismo por derribar la accion colectiva, en otras palabras la política, de su lugar protagónico en la sociedad y la universidad, son parte del esfuerzo contemporáneo del neoconservadurismo por erosionar las bases del proyecto republicano. La Iglesia en 1891 se marginó de ese proceso, pero el gremialismo insiste en aliar Iglesia y UC con esa estrategia. No creo que la UC deba ser parte de ello.

El gremialismo le ha hecho daño a la UC durante 40 años. Desde luego, ser antigremialista no significa que uno quiera que los gremialistas desaparezcan (el tipo de cosas que ellos hicieron con la gente de izquierda en los 70), sino que significa identificar analíticamente, denunciar políticamente y combatir intelectualmente los males que el gremialismo ha causado en la UC.

Indudablemente, el gremialismo es hegemónico en la UC: numéricamente son mayoría, y además ellos ponen los términos de la discussion. En efecto, en la UC todos tratan de ser apolíticos o, al menos, apartidarios. En lugar de ello, las estructuras sociales debieran repolitizarse; es decir, abrirse al cuestionamiento y el análisis crítico.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

eso es verdad, es increible el aire gremialista que se respira en la UC, y eso creo yo ha echo que a la Uc se le vea como una universidad elitista y lejana en cierto modo al acontecer nacional (vulgarmente se le llama ponticuica, hay una gran cantidad de alumnos que pueden ser un gran aporte para la sociedad y para explotar ello hace falta el debate, la sana polemica y la diversidad, ya que prenteder una sociedad inamovible y tradicionalista en estos tiempos es irrisorio.
muy buen post
jakob.

fernando munoz leon dijo...

Muchas gracias por tus comentarios. Me alegra que haya lectores criticos y con pensamiento propio leyendo este blog. Salu2