15 octubre, 2007

Expulsion de alumna


Sorprende la frivolidad -y sin duda, machismo- con que se ha abordado
la noticia de la escolar grabada por sus companeros mientras realizaba
actos sexuales.

Sin embargo, lo mas impactante es la indiferencia con que la sociedad
civil y las autoridades han reaccionado ante la noticia de su
expulsion del Colegio De La Salle. Dicha decision es caprichosa y
arbitraria, pues se sustenta en motivos ajenos al desempeno o conducta
escolar; castiga a la victima del delito -pues la produccion y
difusion de material pornografico infantil lo es- en lugar de los
victimarios; y es contraria al sentido que nuestra institucionalidad
en materia educacional ha recorrido, la cual hoy prohibe en
situaciones relativamente analogas -como el embarazo adolescente- la
expulsion de las alumna en cuestion.

No cabe sino esperar que asi como el Ministerio Publico ha instruido
investigaciones contra los autores de material pornografico infantil,
asi mismo el Ministerio de Educacion haga caer todo el peso de la ley
contra un colegio tan irresponsable y carente de compromiso educativo.

1 comentario:

William Garcia Machmar dijo...

Ciertamente el tratamiento de la noticia ha sido machista.

Ahora, también es "machista" fijarse primero en el delito que se ha cometido (presuntamente) contra la moralidad sexual, y no en el delito que ciertamente se ha cometido contra la intimidad de la menor.