06 mayo, 2007

Metro, Constitución y Políticas Públicas

Sorprende la frivolidad con que la UDI acude a la Constitución para hacer política. El último episodio de esta verdadera "novela en serie" ha sido la información por parte de su presidente Hernán Larraín de "una interpelación, una acusación constitucional" contra el Ministro de Hacienda, Andrés Velasco, por el proyecto de financiamiento Metro- Transantiago.
En primer lugar, es necesario precisar que una interpelación no es lo mismo que una acusación constitucional. Nuestra Constitución distingue entre las "interpelaciones", consistentes simplemente en citar a un Ministro a responder las consultas que motiven su asistencia, y las "acusaciones", procesos destitutorios que proceden únicamente por motivos que taxativamente señala la Constitución y entre los cuales ciertamente no se encuentra el desarrollar políticas públicas que no sean del agrado de la oposición.
En segundo lugar, la Constitución debe entenderse como un acuerdo fundamental que genera el marco para la creación de políticas públicas; no como una camisa de fuerza que impide las iniciativas gubernamentales. En esta materia, no puede estimarse el estatuto regulatorio del "Estado Empresario" (artículo 19 N° 21) o las disposiciones sobre responsabilidad financiera del Estado (artículo 63 N° 9) impidan el proyecto ministerial; pues ellas se refieren respectivamente a la entrada al mercado de empresas estatales y al establecimiento de normas generales, no a la aprobación específica de cada operación financiera.

En definitiva, la UDI debiera asumir que la Constitución es nuestro acuerdo fundamental, y no un arma arrojadiza de su propiedad.

3 comentarios:

Incas dijo...

para un trabajo d historia ruve que hacer un blog, necesito que me dejes tu comentario..


por fa ayudame =)

www.laculturainca.blogspot.com

Catalina A. dijo...

insisto... me carga la UDI

Benjamín Ulloa Gamboa dijo...

Perdona Fernando pero esto es política barata.
Es más fácil encontrar la paja en el ojo ajeno que la viga en el propio.

Saludos