09 enero, 2007

Breve update

La información disponible hasta el momento parece aclarar algunas de las dudas que hace una semana despertara en este blog la expulsión de Jorge Schaulsohn.
El ex Diputado no se va para la casa (al menos hasta este momento... está muy ocupado dando declaraciones en los medios de comunicación y ahora inicia su recorrido por tribunales), y definitivamente no está interesado en ingresar a otro partido.
Por otro lado, pareciera tener ánimo de fundar otro referente, y cada vez toma más distancia de la Concertación en este, su propósito.
Ahora bien, la noticia esperanzadora para todos quienes podían temer un verdadero quiebre del PPD o quizás una catástrofe mayor para la Concertación es que, hasta el momento, sólo son dos los parlamentarios renunciados. Y para mayor tranquilidad ambos han declarado su adhesión al Gobierno y su coalición de partidos. Al punto que Esteban Valenzuela, en su declaración pública, afirmó que desde Chile Primero "nos opondremos a la polarización de la Concertación entre un partido único de izquierda y una Democracia Cristiana que algunos quisieran aislar".
Si bien debemos estar aún a la espera de nuevos acontecimientos, todo indica que políticamente ya llegamos al fondo y ahora empezará a salir el sol. Confiemos en que desde la trinchera judicial no lleguen nuevos asaltos.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Por el momento puede que así sea. Hay que ver que va a pasar el día en que un "pez gordo" caiga en alguna de las investigaciones que se están llevando. Cuantos "fieles fundadores de la concertación" van a intentar desmarcarse, cuantos otros van a decir que ellos siemrpe lo supieron, que existe una ideología de la corrupción, y tantas otras excusas para aparecer como los buenos de la película ante la opinión pública.
Por eso yo creo que si bien pueden calmarse las aguas un poco, dificilmente se puede decir que ahora va a salir el sol, hay que esperar que pasa con la investigación de la ministra Chevesich y con las negociaciones para las municipales 2009. Para mí las relaciones ya están demasiado resquebrajadas entre las directivas, y no lo digo con el ánimo de predecir que este es el fin de la Concertación, lo digo más bien, como la oportunidad que tiene la coalición de gobierno para hacer un cambio de giro, sobre todo, de cambiar las caras. Se necesita gente identificada con la Concertación, porque la gran mayoría de los dirigentes si bien fundaron el pacto, nacieron políticamente en una época dodne juntar a la DC y al PS parecía imposible. Por eso es que ahora deben surgir líderes que hayan nacido bajo la Concertación, que no conciban la posibilidad de que otra coalición pueda gobernar el país, y más importante aún, que tenga la humildad de escuchar y aceptar lo que pide la gente, que no piense que por ejemplo "el 2010 el candidato TIENE que se del partido X", sino que tenga altura de miras para afrontar el futuro como coalición y no como 4 partidos unidos por una finalidad específica en un tiempo preciso de la historia.
En resumen, me decidí a escribir por primera vez en tu blog, porque realmente me da pena todos estos políticos históricos que se llenan la boca de palabras que solo buscan destruir. Es momento de construir, de trabajar juntos y reconocer que la época de renovación ha llegado y que no deben dejar tentarse por invitaciones al poder de aquellos que no creen en la Concertación, sino que más bien deben mirarse hacia adentro y reconocer los errores y salir fortalecidos, pero de verdad, no como una simple frase cliché. Por eso, si bien no creo que ahora salga el sol y que habrán tiempos más osscuros, creo que es la oportunidad única de fortalecer al único pacto que asegura gobernabilidad y quye le ha hecho tanto bien a Chile, y no dejarse llevar por voces de aquellos que se estñan ahogando y dan sus últimos aleteos.


Bueno, saludos Fernando

Se despide, Sergio Henríquez G.

Fernando Muñoz dijo...

Sergio: en mi opinión, efectivamente es necesario que la Concertación sea guiada por un espíritu de unidad renovada. Personalmente, soy de esa lógica.
¿Qué nos une? La justicia social. Por eso en otro post más abajo cité al ex Presidente Aylwin, quien sostiene lo mismo. Viera Gallo e Ignacio Walker dijeron lo mismo en El Mercurio el último domingo. Humildemente, vengo sosteniendo eso desde hace dos años. La Concertación se justifica por la búsqueda de la justicia social, y la justicia social nos diferencia de la derecha. En cuanto a lo demás, esperemos que no haya más basura debajo de la alfombra que aparezca más adelante.

CarlosPinto dijo...

Bueno, al parecer Jorge Schaulson está dispuesto a que TODO lo que él dice saber salga a la luz en estos momentos. Y me parece que está bien que así sea.

Mirándolo desde el punto de vista netamente pasional, me queda la satisfacción de que todos la clase política se ha gastado "parejito" y que la 'vieja política' es la que ha sido perjudicada, sin menoscabar las reales posibilidades de que la Concertación sea la que siga al mando del gobierno, como me gustaría que siga siendo.

La grandeza de la clase política recae en reconocer los errores, enmendarlos y poner los intereses del país por sobre los personales, sacar TODAS las basurillas debajo de la alfombra, seguir adelante y que podamos construir una sociedad justa, tolerante e integradora, como se ha estado haciendo.