06 septiembre, 2006

Algo sobre la deferencia de los organismos contralores

A raíz de las recientes sentencias de la Corte Suprema y de la Corte de Apelaciones de Santiago recaídas en la venta del Valparaíso Sporting Club y de Santa Rosa de las Condes, se ha desarrollado una polémica relacionada con elementos de derecho urbanístico, administrativo y regulatorio. Quisiera abordar este asunto desde otra perspectiva, que calificaría como perteneciente al derecho político o a la filosofía del constitucionalismo.

En el caso concreto que nos llama la atención, los protagonistas de la discusión han sido la Ordenanza General de Urbanismo y Construcción, las Direcciones de Obras Municipales y la Contraloría General de la República. Si damos un paso hacia un grado mayor de abstracción, identificando dichos actores con las categorías de ley, organismo administrativo y órgano de control, comprenderemos que estamos ante una de las más recurrentes polémicas del Estado de Derecho contemporáneo: la compleja tensión entre legitimidad democrática, autoridad técnica y control jurídico.

El telón de fondo de este dilema es la vinculación entre Derecho y Política. En ese sentido, manifiesto mi convicción de que el Derecho es, y debe ser, un instrumento que, reflejando ciertamente la primacía de ciertos valores superiores a la decisión democrática –fundamentalmente, la dignidad de la persona humana y su proyección en los derechos fundamentales-, permita cumplir con los fines y objetivos que la comunidad se trace a sí misma mediante la deliberación democrática.

Crelo que esta reflexión sustentan quienes consideran que los órganos de control deben guiar su interpretación de las normas mediante una "deferencia razonada" hacia lo obrado por el legislador en ejercicio de su legitimidad democrática. Me parece, también, el fundamento de la consideración de que la Contraloría no puede entrar a calificar el mérito u "oportunidad de la medida, aspecto de índole enteramente política" en palabras del extinto Eduardo Novoa Monreal. Es lo que lleva a Stephen Breyer, Ministro de la Corte Suprema de EE.UU., a sostener que las Cortes deben reconciliar fines democráticamente escogidos con la experticia administrativa, adhiriendo a la interpretación razonable de los organismos administrativos ante ambigüedades normativas.

Es más, sostengo que la reserva a favor de la autoridad administrativa de la competencia exclusiva en materia de evaluación de los antecedentes de mérito de las decisiones administrativas es un principio general del Derecho Público chileno.

Como tal está recogida, entre otras disposiciones, en el Artículo 21 B del Decreto Nº 2421/1964 del Ministerio de Hacienda, que fija el texto refundido de
la Ley Nº 10.336, de Organización y Atribuciones de la Contraloría General de la República, y que a la sazón prohíbe a la propia Contraloría General de la República “evaluar los aspectos de mérito o de conveniencia de las decisiones políticas o administrativas”.

En definitiva, en este como en muchos otros casos, la argumentación jurídica debe saber cuando alzar su voz para defender los derechos de las personas, y cuando callar para escuchar el sonido de la deliberación democrática.

8 comentarios:

filo dijo...

Es muy interesante tu comentario.
He tenido la oportunidad de estar haciendo mi tesis acerca del director de obras municipales, y creo que en base a eso puedo dar una opinión al respecto.
Creo que siendo alguien que cree que los fundamentos políticos muchas veces escapan de los esquemas jurídicos (llamesé etíca de la responsabilidad, razones de Estado, etc), en el ámbito urbanístico se debe limitar al máximo la discrecionalidad administrativa.
Una decisión de una dirección de obras puede hacer rico a una persona o llevar a la ruina a otra. Y, como además estamos en presencia no de cualquier funcionario público, sino de un órgano municpal, de carácter técnico, y que además es un funcionario de planta, no pocas veces los alcaldes recurren a practicas insólitas para poder deshacerse de estos "tumores" que viven en sus casas edilicias. Praticularmente por el poder económico que los DOM manejan, que es, al fin y al cabo, un poder político no menor.
Por otra parte,la contralora subrogante está en pleno proceso (político también)de candidatura para quedarse como titular de tan alto puesto. Este ha sido un problema no menor en los últimos meses, y del que se ha servido figurando en estos casos emblemáticos. Al menos podrá pasar a la historia.
Sin embargo, y teniendo la suerte de tener los dictámenes en la mano, los casos del Sporting Club, de la Fundación del Club Deportivo de la UC, y anteriormente de la Universidad Finis Terrae, ademas de poner una alarma cierta respecto del uso de mecanismos mercantiles en el uso de los suelos va a terminar destruyendo la poca ciudad que nos queda. Y quizás el dia de mañana se ponga un edificio al lado de nuestras casas y tengamos un arbil creciendo en nuestro techo,y la función social de la propiedad y el bien común sea solo una linda declaración de principios.
Ojalá que al menos las nulidades de derecho público interpuetas tengan un buen puerto.

Papelucho dijo...

Muy interesante tu blog, sobre todo porquela foto de tu perfil se parece a la de Gerardo Baeza, ese del loco que pedia el crédito y "ni se movia de su escritorio". Deduzco por sus comment que usted debe ser algo mas dinamico que eso.
salu2

Fernando Muñoz dijo...

Muchas gracias por el comentario. De hecho, el mundo bancario y crediticio me ha hecho el mismo comentario.

Anónimo dijo...

Vi tu curriculum; fuiste aydante de Alejandro San Francisco; ese compadre aprobó ramos en la universidad por secretaría y por extrañas influencias superiores; esto no es algo que me lo hayan contado; lo vi. Con eso te digo todo; ya no puedo más visitar tu blog.
"Dime con quien andas y... etc."
Atte.,
Anónimo (porque si no, pierdo la pega)

Fernando Muñoz dijo...

Desde el anonimato es muy fácil desprestigiar a la gente. En fin, mi blog no es tan visitado como para que tu mensaje llegue a dañar la imagen de Alejandro, ni tan poco visitado como para que un lector menos me hunda en la depresión ;)

Anónimo dijo...

Ok; saludos.

Carlos A. Pinto dijo...

Exijo como lector asiduo de tus artículos que salgas de tu letargo y te pongas las pilas.

boris dijo...

hola fernando, lei unos post anteriores que te ganaste una beca leyendo tus links me queda claro que tus estudios estaran enfocados en los asuntos publicos, exito en esta tarea, saludos, boris