30 julio, 2006

Respuesta a Cristina Bitar

Cristina Bitar, en la edición de hoy de El Mercurio, señala en su columna "Un Nuevo Referente" lo siguiente:
Hay personas con vocación por el servicio público, ganas de contribuir a un Chile más justo, más igualitario, pero que sienten que la política no les da los espacios. Una nueva instancia permitiría a todos esos chilenos y chilenas, que quisieran participar en lo público, hacerlo desde una posición distinta.
Esta es nuestra humilde respuesta:
Estimada señorita Bitar: debieran ser más explícitos con eso del "nuevo referente". Es más preciso llamarle, como algunos lo han hecho en el blog de El Mercurio, "tercer referente". Puesto que este no es un problema de la Concertación, que pese a la baja coyuntural en las encuestas de la popularidad del gobierno, ha ganado todas las elecciones desde el regreso de la democracia.

El problema endémico es de la derecha, incapaz de disciplinarse en torno a partidos políticos e incapaz además de ganar elecciones en el Chile democrático, desde 1920 -salvo el caso de Jorge Alessandri, que por cierto llegó al poder con menos votos que Allende en 1970-. Salvo ese esporádico caso, jamás un candidato con un programa de derecha ha ganado unas elecciones populares; incluso presidentes que en algún momento posterior gobernaron con los partidos de derecha, como Arturo Alessandri en 1932, González en 1946, o Ibañez en 1958, ganaron con programas de corte socialista o progresista.

En definitiva la derecha es incapaz de ganar elecciones mayoritarias. Y ante eso, vuelve a nacer la clásica huída derechista hacia el "independentismo" y el "apoliticismo". Este rasgo deplorable de la derecha, reflejo de su baja valoración de la política y del sistema de partidos, ha caracterizado por cierto los momentos más briosos de la derecha: el alessandrinismo, el gremialismo, la dictadura militar, el lavinismo.

Quizás de usted en el clavo, señorita Bitar, al proponer entonces un "nuevo referente amplio, que no se encuentre en la lucha por el poder, sino que sea una instancia de encuentro, debate, participación e influencia" para los independientes. Quizás sea una buena forma para convocar a la derecha a una nueva etapa en su ciclo de buscar el poder -es decir, hacer política- renegando del poder -es decir, de la política-.

5 comentarios:

Cata dijo...

Excelente respuesta.
No hay mucho que agregar.
La oposición simplemente nunca ha sabido hacer bien su pega.

Saludos.

Hugo dijo...

Fernando, es un verdadero gusto "conversar" con otro abogado, así que volveré muchas veces mas por tu blog.
Ante lo expuesto en tu post, y sin detenerme por ahora en el fondo del tema, sólo quería mencionarte que llamó mucho mi atención ver en los noticieros a los escolares chilenos en huelga... bueno, no ver la huelga, sino la entrevistas veloces que hicieron a algunos de ellos... las respuestas tan centradas denotan el nivel elevado de educación política de aquellos.
Entenderás que mi perspectiva es la de un peruano consciente del bajísimo nivel del sistema educativo escolar peruano, y sobre todo, del escasísimo interés político que nos agobia (ojo, no me he excluido).

Ignacio dijo...

El problema del "tercer referente" es que se pone la carreta delante de los bueyes. Si bien es cierto que existen muchos independientes pro-alianza estos no se agrupan por dos razones:
1.porque están lejos de la UDI y este partido insiste en tiranizar la Alianza por Chile, pisoteando cualquier intento "centrista" o "no pinochetista" de RN, caso claro: Piñera.
2.Como bien dices, por el desprecio por la política, y le agrego el poco interés de la derecha en la asociatividad sin fines de lucro.
Buen post.

Carlos A. Pinto dijo...

Concuerdo con Uds.
Además, la derecha (o la UDI) tienen complejo de perdedores. Así de simple. Es lo que planteaba Pepe Auth cuando le explicaba a los parlamentarios de la derecha las probables modificaciones al sist. binominal (que por favor salgan adelante). Les dijo que ellos siempre pensaban que iban a ser oposición. Nunca se han puesto en el hipotético caso de que sean mayoría.

Saludos

Christian Barrera dijo...

muy buena respuesta...en la PUC podemos ver bien como funciona esto, primero con el gremialismo y más recientemente con los OI.