12 junio, 2006

Sigue la lucha en EEUU

Hace un tiempo puse un post sobre el esfuerzo de los latinos en EE.UU. por abrirse espacio. Ahora vienen nuevas noticias por la web sobre el tema (la noticia completa en Emol):

Restaurante en Filadelfia exige a sus comensales ordenar en inglés

Una política de ordenar sólo en inglés en uno de los restaurantes más famosos de carne con queso en Filadelfia ha provocado una queja oficial por discriminación, pero el propietario del lugar afirmó hoy que no se dará por vencido.

La Comisión de Relaciones Humanas de la ciudad asegura que la política del restaurante Geno’s Steaks desanima a los clientes de diferentes orígenes a comer en el lugar.

El dueño del recinto, Joseph Vento, puso dos pequeños avisos en su negocio ubicado al sur de Filadelfia, al proclamar que "Aquí es ESTADOS UNIDOS: CUANDO ORDENE, POR FAVOR HABLE EN INGLÉS".

Vento, de 66 años, cuyos abuelos tuvieron que aprender el idioma inglés tras su llegada de Sicilia en la década de 1920, aseguró que en este caso no ha habido discriminación y agregó que no tiene intenciones de ceder.

"Podría decir que ellos deben esposarme y sacarme de allí porque no voy a quitar los letreros", dijo Vento.

7 comentarios:

Carlos A. Pinto dijo...

Según lo que he podido investigar, Pensilvania, el estado donde se encuentra Filadelfia no ha definido su idioma oficial, como sí lo han hecho diversos estados de manera individual en los "Divided States" como dice Morrisey.

De esta manera, no creo que sea correcto imponer la utilización de un idioma en particular en una ciudad y un país basado en el multiculturalismo. Debiera aceptarse la utilización de las lenguas mayorias (tampoco vas a ordenar en swahili) mientras no se decrete un idioma oficial en tal lugar.

Fernando Muñoz dijo...

¡Muy buen aporte! Incluída la referencia a Morrissey... considerando esto, estamos ante un acto que en Chile sería calificado ya no sólo como "arbitrario", sino también como "ilegal". A todas luces, pasto para un recurso de protección (de los cuales soy cada vez menos amigos).

Jorge Leyton dijo...

muy de acuerdo con ambos..EEUU tiene que darse cuenta de que se está convirtiendo en un punto de encuentro de múltiples culturas, y que muy probablemente en unos años más los latinos los alcancen en número...por tanto te´ndrán que replantearse muchas cosas, incluida la forma en que legislan estos temas.
Camarada muñoz, aprovecho de decirte que tu link a mi blog está cambiado con el de pancho gutierrez
Saludos!

Camila Ramos dijo...

Considero que la reaccion de el dueño del restaurante es el inicio de lo que ya esta arraigado en Francia, que es una constante tension con los musulmanes, que poco a poco han tratado de imponer sus costumbres CAMBIANDO las ya existente.
De ninguna forma estoy excusando al dueño del restaurante,pero considero que es legitimo el temor y esta medida es una expresion que si no se orienta a un dialogo CONSTRUCTIVO, las personas iran tomando por sus propias manos medidas, que al no obtener el resultado deseado, seran cada vez mas agresivas.

Fernando Muñoz dijo...

Es cierto, ambas situaciones se asemejan mucho. Creo haber comentado en algún post que en un diario italiano, se quejaban de que con el aumento de la población musulmana muchas manifestaciones de su cultura como los frescos de Michelangelo o los poemas de Ariosto y Dante llegarían a ser malvistos por su antiislamismo.

Ahora bien, ¿qué hay de malo en el cambio cultural? Es una constante de la humanidad y una fuente de nuevos impulsos culturales. El problema es justamente el otro: el temor al diálogo cultural, que lo vemos tanto en un yankee que no permite que hablen otro idioma en su restaurante, como en un ayatollah que no comprende las ironías de la cultura occidental. Mi actitud al respecto, es que viva la libertad.

Eurabia dijo...

TODO ES ATROZ:
LOS MUSULMANES SON TROZOS DE PASTEL QUE NADIE QUIERE COMER

Jorge Leyton dijo...

han visto la película constantine? es muy mala, pero hay algo muy especial en ella...el hijo del diablo, o el poseído por él, es un mexicano...