04 marzo, 2006

Un intelectual iluminador

El mayor beneficio intelectual obtenido de un breve viaje a Buenos Aires que aun no concluye, ha sido acceder a la bibliografía de Carlos Santiago Nino (1943- 1993).

Las alturas de la Cordillera de los Andes aparentemente han sido inexpugnables para su pensamiento, pese a su enorme influencia a nivel mundial en el campo de la Filosofía del Derecho y el Derecho Constitucional; por lo que, en lo personal, me parece un autor cuya lectura es del todo necesaria para quienes en Chile estamos interesados en los temas abordados por él durante su fecunda y breve existencia.

Afortunadamente, las tecnologías de la comunicación nos permiten acceder a su pensamiento a través de una serie de artículos subidos en la
web. La lectura de sus libros "Introducción al Análisis del Derecho" y "La Democracia Deliberativa", esperamos, nos permitirá dentro de poco formular algunos juicios sobre el alcance de sus reflexiones, que seguramente nos ayudarán en el posicionamiento de una postura en el debate sobre moral, Derecho y democracia. Por el momento, dejamos aquí un par de comentarios sobre su persona encontrados en el sitio dedicado a su memoria:

Carlos Nino was a publicly engaged intellectual of rare integrity and brilliance. In his dedication to human rights, the rule of law, and constitutional legitimacy he combined passion with wisdom and analytic clarity. His inexhaustible courage in fighting to restore decency to his nation provides a model for others working in the wake of dictatorship. We are fortunate to have in his writings a record of his remarkable thought and experience.
Thomas Nagel


Carlos Nino was an extraordinary combination of theoretical philosopher, practical statesman, and heroic patriot. His work engages and repays attention at all three levels.
Ronald Dworkin

3 comentarios:

Soledad dijo...

Estimado Fernando:

Con algo de vergüenza y culpa te reconozco que ni si quiera me sonaba de nombre.
Vergüenza, porque al abrir el link que pusite me di cuenta de lo relevante que es este señor. Y culpa, porque no hice nada por leer algo de sus escritos.
¿Será la mediocridad, la falta de interés o simplemente el desencanto de esta carrera lo que me hace pensar que mi enfoque en el Derecho va hacia otro lado?
De todas formas, es gratificante ver a la gente que una estima tan alegremente dedicados en lo que hacen.
Un abrazo,
Sole.

P.D: Por la foto, a primera vista, pensé que se trataba de nuestro gran pedagogo don Rodrigo Alvarez, jeje.

cansadorintrabajable dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Carlos A. Pinto dijo...

El enlace en mi blog ya está hecho. Solicito reciprocidad.



Saludos